test

Las películas mexicanas más GORE en la historia

De uno de los clásicos más polémicos, a una película de canibalismo con crítica social, esto es lo más sangriento del cine mexicano.


¿Existen películas mexicanas GORE? El cine mexicano no tiene mucho de este género como tal, pero hay películas donde la sangre, la violencia y hasta la tortura tienen un papel protagónico, y eso es parte de lo que las hace tan inquietantes, perturbadoras y brutales.

El cine Gore comenzó en los años 60, se dice que la primera película del género fue Blood Feast de Herschell Gordon Lewis, donde un hombre asesina a varias mujeres de Miami y usa partes de sus cuerpos para intentar resucitar a una antigua diosa egipcia, todo mientras la policía intenta atraparlo sin mucho éxito. Esa película provocó un cambio en el cine y el terror comenzó a volverse más y más sangriento.

El género se volvió mucho más popular en los años 70 y 80, donde las películas comenzaron a mostrar a asesinos despiadados y sanguinarios, que generalmente persiguen a adolescentes y otros personajes que no podían hacer absolutamente nada para salvarse y evitar sus finales trágicos.

Actualmente, el Gore puede tomar muchas formas, incluso hay películas que no son necesariamente de este género, pero que tienen muchos elementos que encajan perfectamente en ese tipo de terror, y en México se han creado unas cuantas películas que entran en la descripción, incluso si no fueron creadas con esa intención.

5 películas mexicanas GORE que son completamente brutales

Santa Sangre


Alejandro Jodorowsky dirige esta icónica película mexicana que tiene elementos de Gore, surrealismo y de Giallo Italiano, con asesinatos brutales, mutilaciones y mucha sangre. La película sigue a un joven que creció en un circo, donde fue testigo de cosas terribles y traumáticas que eventualmente lo llevan a un hospital mental. Cuando logra salir, él vuelve a ese circo, donde se reencuentra con su madre, quien también es la líder de una especie de culto oscuro la que le cortaron los brazos durante un conflicto sangriento, y se ve obligado a cometer crímenes brutales en su nombre, mientras ella lo manipula para que se convierta en sus brazos.

Canoa


Esta película se basa en hechos reales y llegó a causar polémica por su forma de mostrar las escenas más violentas, por las que incluso llegó a ser censurada. Canoa, dirigida por Felipe Cazals, sigue a un grupo de jóvenes trabajadores de la universidad poblana, quienes realizan una excursión para escalar el volcán La Malinche. El viaje se desv´çia por el mal tiempo y terminan llegando a un pequeño pueblo que no está acostumbrado a recibir visitas y que es muy desconfiado. Pronto, el fanatismo religioso, la paranoia y el discurso violento del párroco local los lleva a atacar a los viajeros e intentar lincharlos, alegando que ellos en realidad son comunista que están ahí para hacerles daño.

Somos lo que hay

Esta película es una de esas joyas del terror mexicano que pocos han visto y que merecen más atención. Es una de las mejores historias de canibalismo (con crítica social sobre la pobreza, la violencia en el país y lo que hacemos para sobrevivir) e incluso tuvo un remake con Julia Garner (que puedes ver en Mubi). Jorge Michel Grau dirige esta película con Paulina Gaitán, donde una familia que acaba de perder a su padre se enfrenta a una situación difícil, donde los hijos adolescentes ahora se deben encargar de realizar un misterioso ritual que la familia realiza para sobrevivir, que consiste en cazar personas, prepararlas de una manera especial y comerlas.

Tenemos la carne


Emiliano Rocha Minter dirige este thriller psicológico con elementos de terror, fantasía y un poco de gore, que se llevó 3 nominaciones en los premios Ariel. Protagonizada por Noé Hernández, la película sigue a dos hermanos que escapan de casa y terminan deambulando por una ciudad en ruinas, luchando por sobrevivir. Pronto, ellos se topan con un extraño edificio que parece estar abandonado y deciden entrar. Ahí conocen a un hombre llamado Mariano, quien les ofrece un trato a cambio de que puedan quedarse ahí. Ellos aceptan, pero ese trato resulta ser más oscuro de lo que pensaban y termina desatando una serie de cosas oscuras, violentas y macabras en ellos, y eso cambia sus vidas de manera drástica.

El cementerio del terror

Rubén Galindo dirigió este clásico de terror y zombies (que tienen un lugar especial en el cine gore) de 1985. El cementerio del terror sigue a un grupo de amigos universitarios que deciden probar un cadáver para hacer una broma de Halloween. Ellos descubren un libro de ocultismo e intentan usarlo para resucitar al cadáver, pero este resulta ser el cuerpo de un asesino en serie satánico, quien vuelve a la vida junto con otros muertos que comienzan a perseguir a los estudiantes. En medio del caos, un profesor descubre lo sucedido y debe ayudar a los estudiantes a detener al asesino antes de que sea tarde.

Aldea84
Aldea84http://aldea84.com
Sitio para nativos y migrantes digitales basado en la publicación de noticias de Tijuana y Baja California, etnografías fronterizas, crónicas urbanas, reportajes de investigación, además de tocar tópicos referentes a la tecnología, ciencia, salud y la caótica -y no menos surrealista- agenda nacional.

Artículos relacionados

spot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_imgspot_img

Lo más reciente

spot_imgspot_img