test

Personas que no residan en EU deben de asegurarse de cumplir con obligaciones fiscales

De no hacerlo podrían estar sujetos a costosas sanciones.


Navegar por las complejidades del impuesto sobre sucesiones y donaciones de los Estados Unidos como no residente, conocido como «no domiciliario», puede ser desalentador, expresó Josh Maxwell.


El socio director de la firma de abogados de derecho fiscal, Hone Maxwell LLP, manifestó que con las diferentes aplicaciones del término «persona estadounidense» según el Código de Rentas Internas para fines de impuestos sobre la renta e impuestos sobre sucesiones, entender si se aplicará el impuesto sobre sucesiones puede confundir a muchas personas que no están familiarizadas con la ley fiscal estadounidense.

“Cuando se trata del impuesto sobre sucesiones, el enfoque del IRS está en la herencia imponible. Para los no domiciliarios, esto abarca una variedad de activos con el propósito principal de apuntar a los activos situados en EE. UU. Desde activos tangibles como bienes raíces estadounidenses hasta activos intangibles como ciertos intereses comerciales, la propiedad situada dentro de EE. UU. y mantenida por un no domiciliario puede estar sujeta a impuestos tras la muerte del causante. Esta es una diferencia significativa con respecto al impuesto sobre sucesiones de un ciudadano estadounidense o domiciliario, que se aplica a todos los activos mundiales mantenidos por el causante en el momento de su muerte, en lugar de aquellos activos dentro de EE. UU”, argumentó.

Explicó que la segunda distinción crítica entre ciudadanos/domiciliarios estadounidenses y no domiciliarios para fines del impuesto sobre sucesiones son los montos de exención.

Tanto los ciudadanos/domiciliarios estadounidenses como los no domiciliarios, agregó que reciben una exención vitalicia sobre la transferencia de activos, sin embargo, el monto de la exención difiere significativamente entre los dos.

Mencionó que para superar la evaluación de impuestos sobre todos los activos mundiales, los ciudadanos/domiciliarios estadounidenses reciben una exención vitalicia de $13.61 millones, que se revertirá a $6.8 millones en 2026.

“Debido a que los no domiciliarios solo pagan impuestos sobre la transferencia de activos con situs en EE. UU., la transferencia de activos solo está libre de impuestos hasta los primeros $60,000. Sin embargo, con una planificación cuidadosa, los no domiciliarios pueden limitar su exposición al impuesto estadounidense.

Los no domiciliarios sujetos al impuesto sobre sucesiones deben asegurarse de cumplir puntualmente con sus obligaciones de presentación de informes y pago de impuestos, o de lo contrario podrían estar sujetos a costosas sanciones. Para evitar esta exposición, el albacea de una sucesión de no domiciliarios debe presentar el Formulario 706-NA dentro de los nueve meses posteriores a la muerte del causante.

El Formulario 706-NA proporciona una visión general exhaustiva de la sucesión del causante y sus activos situados en EE. UU. Una planificación cuidadosa no solo puede ayudar a limitar la exposición al impuesto sobre sucesiones estadounidense, sino que también puede ayudar a la sucesión a evitar sanciones al facilitar la presentación del Formulario 706-NA. Además, muchas instituciones financieras ahora requieren ver el Formulario 706-NA antes de cambiar la propiedad o el título de cualquier activo o inversión”, comentó.

Josh Maxwell, declaró que navegar por las implicaciones fiscales de los impuestos sobre sucesiones de los Estados Unidos como extranjero (no domiciliario) requiere una cuidadosa consideración de los activos imponibles, los umbrales de exención y los requisitos regulatorios.

Opinó que con una planificación cuidadosa, manteniéndose informado y utilizando la ayuda de expertos profesionales de confianza, los extranjeros pueden gestionar y planificar eficazmente su exposición al impuesto sobre sucesiones estadounidense y garantizar la transferencia fluida de riqueza a las futuras generaciones.

Aldea84
Aldea84http://aldea84.com
Sitio para nativos y migrantes digitales basado en la publicación de noticias de Tijuana y Baja California, etnografías fronterizas, crónicas urbanas, reportajes de investigación, además de tocar tópicos referentes a la tecnología, ciencia, salud y la caótica -y no menos surrealista- agenda nacional.
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos relacionados

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img

Lo más reciente

spot_img

De no hacerlo podrían estar sujetos a costosas sanciones.


Navegar por las complejidades del impuesto sobre sucesiones y donaciones de los Estados Unidos como no residente, conocido como «no domiciliario», puede ser desalentador, expresó Josh Maxwell.


El socio director de la firma de abogados de derecho fiscal, Hone Maxwell LLP, manifestó que con las diferentes aplicaciones del término «persona estadounidense» según el Código de Rentas Internas para fines de impuestos sobre la renta e impuestos sobre sucesiones, entender si se aplicará el impuesto sobre sucesiones puede confundir a muchas personas que no están familiarizadas con la ley fiscal estadounidense.

“Cuando se trata del impuesto sobre sucesiones, el enfoque del IRS está en la herencia imponible. Para los no domiciliarios, esto abarca una variedad de activos con el propósito principal de apuntar a los activos situados en EE. UU. Desde activos tangibles como bienes raíces estadounidenses hasta activos intangibles como ciertos intereses comerciales, la propiedad situada dentro de EE. UU. y mantenida por un no domiciliario puede estar sujeta a impuestos tras la muerte del causante. Esta es una diferencia significativa con respecto al impuesto sobre sucesiones de un ciudadano estadounidense o domiciliario, que se aplica a todos los activos mundiales mantenidos por el causante en el momento de su muerte, en lugar de aquellos activos dentro de EE. UU”, argumentó.

Explicó que la segunda distinción crítica entre ciudadanos/domiciliarios estadounidenses y no domiciliarios para fines del impuesto sobre sucesiones son los montos de exención.

Tanto los ciudadanos/domiciliarios estadounidenses como los no domiciliarios, agregó que reciben una exención vitalicia sobre la transferencia de activos, sin embargo, el monto de la exención difiere significativamente entre los dos.

Mencionó que para superar la evaluación de impuestos sobre todos los activos mundiales, los ciudadanos/domiciliarios estadounidenses reciben una exención vitalicia de $13.61 millones, que se revertirá a $6.8 millones en 2026.

“Debido a que los no domiciliarios solo pagan impuestos sobre la transferencia de activos con situs en EE. UU., la transferencia de activos solo está libre de impuestos hasta los primeros $60,000. Sin embargo, con una planificación cuidadosa, los no domiciliarios pueden limitar su exposición al impuesto estadounidense.

Los no domiciliarios sujetos al impuesto sobre sucesiones deben asegurarse de cumplir puntualmente con sus obligaciones de presentación de informes y pago de impuestos, o de lo contrario podrían estar sujetos a costosas sanciones. Para evitar esta exposición, el albacea de una sucesión de no domiciliarios debe presentar el Formulario 706-NA dentro de los nueve meses posteriores a la muerte del causante.

El Formulario 706-NA proporciona una visión general exhaustiva de la sucesión del causante y sus activos situados en EE. UU. Una planificación cuidadosa no solo puede ayudar a limitar la exposición al impuesto sobre sucesiones estadounidense, sino que también puede ayudar a la sucesión a evitar sanciones al facilitar la presentación del Formulario 706-NA. Además, muchas instituciones financieras ahora requieren ver el Formulario 706-NA antes de cambiar la propiedad o el título de cualquier activo o inversión”, comentó.

Josh Maxwell, declaró que navegar por las implicaciones fiscales de los impuestos sobre sucesiones de los Estados Unidos como extranjero (no domiciliario) requiere una cuidadosa consideración de los activos imponibles, los umbrales de exención y los requisitos regulatorios.

Opinó que con una planificación cuidadosa, manteniéndose informado y utilizando la ayuda de expertos profesionales de confianza, los extranjeros pueden gestionar y planificar eficazmente su exposición al impuesto sobre sucesiones estadounidense y garantizar la transferencia fluida de riqueza a las futuras generaciones.

Aldea84
Aldea84http://aldea84.com
Sitio para nativos y migrantes digitales basado en la publicación de noticias de Tijuana y Baja California, etnografías fronterizas, crónicas urbanas, reportajes de investigación, además de tocar tópicos referentes a la tecnología, ciencia, salud y la caótica -y no menos surrealista- agenda nacional.

Artículos relacionados

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img

Lo más reciente

spot_img